Carne/ Recetas

Carpaccio de pies de cerdo con vinagreta de piñones tostados

Reconozco que carpaccio, carpaccio no me ha quedado, más bien debería llamarlo “rodajas gorditas de pies de cerdo con vinagreta de piñones tostados”, en la foto se aprecia bastante el calibre del asunto.

Esto es algo que últimamente suelo hacer siempre que hago una olla de caldo, no cuesta nada y es original. Simplemente hay que añadir un pie de cerdo al caldo que estemos haciendo (que además le aportará sabor) y prácticamente poco trabajo más.

Ingredientes

  • 1 Pie de cerdo (suele comprarse partido en 2 mitades)
  • Algunas de las verduras que utilicemos para el caldo (yo utilicé zanahoria, nabo y chirivía)

Para la vinagreta

  • 4 partes de aceite de oliva por 1 parte de vinagre
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de piñones

 

Blanquear el pie de cerdo (hervir un minuto y desechar el agua) antes de añadirlo al caldo.

Hacer una olla de caldo con los ingredientes que acostumbremos a utilizar, añadiendo las 2 mitades de pie de cerdo.

Cuando el caldo esté listo (unas 2 horas o más) apartar el pie de cerdo y algunas de las verduras.

Deshuesar el pie (es importante hacerlo en ese momento, si se hace en frío perderá toda la gelatina que es lo que hará coger forma de “embutido” a la pieza) y picarlo en taquitos.

Picar la verdura en taquitos también y mezclarla con la carne.

Colocarlo sobre un papel film y enrollarlo de manera que quede una forma más o menos cilíndrica, meterlo en la nevera, la idea es algo así:

A partir de aquí se puede utilizar en los próximos días, lo ideal es cortarlo más fino de lo que yo he hecho, metiéndolo primero un poco en el congelador será más fácil de cortar fino, también si se dispone de una máquina de cortar embutidos, por supuesto.

También se puede congelar la pieza y utilizarla cuando nos venga bien, en ese caso habría que sacarla un rato antes de que se vaya a utilizar para poder cortarla con más facilidad.

Para el aliño, simplemente tostar los piñones en una sartén, pasarlos a un bol junto al aceite, el vinagre, la sal y un poco de pimienta y remover bien.

Colocar las rodajitas  en un plato y aliñar. Se podría añadir un poco de sal en escamas por encima.

Seguro que le quedan ideal unos trocitos por encima del ajo negro que comenté la semana pasada.

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    carbayon1970
    25 noviembre, 2015 at 13:17

    Estupenda receta. Entiendo que también valen las manos de cerdo, es broma, la verdad que nunca los había oido llamar asi. Me encantan por esa gelatinosidad.

  • Reply
    Alberto Belmonte
    25 noviembre, 2015 at 13:49

    Jaja ¡claro!, es cierto, aquí les decimos “pies de cerdo” imagino que por que en catalán son “peus de porc”

  • Responder

    A %d blogueros les gusta esto: