Arroz/ Recetas/ Verduras

Risotto de zanahorias asadas con pesto de berros

Hacerse un pequeño hueco en el inmenso mundo bloguero en general y en el de cocina en particular, ya es suficientemente difícil intentando hacer las cosas bien, así que si encima no actualizo en un mes, no debería extrañarme si veo una bola de paja del oeste gigante rodando por la pantalla. Primero de todo disculpas por la ausencia.

Hoy traigo otro risotto muy sencillo, sacado también del libro ‘Risotto’ de Maxine Clark (con muy buenas recetas y fáciles, por cierto).

Ingredientes para 4 personas

Para las zanahorias:

  • 500g de zanahorias peladas y troceadas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta recién molida

Para el pesto:

  • 50g de hojas de berros sin tallos
  • 1 diente de ajo picado
  • 3 cucharadas de parmesano recién rallado
  • 25g de avellanas tostadas peladas
  • 90ml de aceite de oliva virgen extra (y un poco más para cubrir)
  • Sal y pimienta recién molida

Para el risotto:

  • 1 ½ litro de caldo de verduras o de pollo (he usado uno de verduras bastante suave)
  • 125g de mantequilla
  • 1 cebolla picada fina
  • 400g de arroz para risotto (carnaroli o arborio)
  • 150ml de vino blanco seco
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 75g de queso parmesano recién rallado
  • Sal, pimienta negra recién molida

Precalentar el horno a 200º

En una fuente de horno, poner las zanahorias y mezclar bien con el aceite, salpimentar. Hornear las zanahorias unos 20 minutos, dándoles la vuelta si hace falta, hasta que estén listas.

Mientras, para preparar el pesto, poner en una vaso de batidora los berros, el ajo, el parmesano, las avellanas, el aceite, sal y pimienta. Triturar hasta tener una mezcla homogénea (yo prefiero no triturar demasiado  y que quede una textura más de “picada” que de salsa). Cubrir con un poco más de aceite y reservar.

Mantener el caldo caliente en un cazo. Derretir la mitad de la mantequilla en una cazuela y rehogar la cebolla. Añadir el arroz, regar con el vino y subir el fuego hasta que casi se evapore.

Ir añadiendo caldo con un cazo hasta cubrir el arroz y remover suavemente, cuando el arroz casi haya absorbido el caldo, repetir la operación. Esto durará unos 15-20 minutos, hasta que el arroz esté al dente, añadir las zanahorias asadas, salpimentar y añadir la mantequilla y la mitad del parmesano.

Remover y dejar que se funda la mantequilla y el queso, si queremos un arroz más suelto podemos añadir un poco más de caldo antes de servir.

Servir en platos individuales añadiendo el pesto y un poco más de parmesano.

You Might Also Like

No Comments

Responder

A %d blogueros les gusta esto: