Pescado/ Recetas

Sopa de almejas con miso

En cuestión de cocina japonesa soy menos que un novato, he hecho caldo dashi un par de veces para hacer unos fideos udon y soy bastante adicto al sushi pero ni siquiera lo he llegado a hacer.

Por otra parte me despierta muchísima curiosidad un tipo de cocina tan distinta a la nuestra, así que decidí a comprar un paquete de miso para ver cómo lo podía utilizar.

A estas alturas es posible que quien más quien menos haya utilizado el miso en alguna elaboración pero para mí era la primera vez. De entrada estaba convencido de haber comprado miso rojo porque el color era tirando a arcilla, y resulta que era “Shiro Miso” o miso blanco (el tipo más suave de miso, así que tampoco me va mal para la primera vez).

Nada más abrir el paquete mi acto reflejo (de toda la vida desde que tengo memoria) fue hundir el dedo en el mejunje y probar, y pensar inmediatamente “¡qué extraño!”. No malo en absoluto, pero es algo extraño, por lo menos si no sabes qué esperar de una pasta hecha a base de legumbres fermentadas, eso sí, sabrosísimo (no en vano el significado de miso es algo así como “fuente de sabor”).

He cogido una receta facilísima del libro de Joan Roca y el resultado ha sido muy bueno, además muy rápida.

Ingredientes para 4 personas:

  • 800g de almejas
  • 1l de agua embotellada
  • 1 trozo de alga kombu de unos 5x5cm
  • 50g de pasta miso
  • 100g de nabo
  • cebollino

 

Tener las almejas un tiempo en agua con sal para que suelten la tierra que pudieran tener.

Hacer unos cortes en el trozo de kombu y sumergirla en un cazo con el agua durante unas 2 horas.

Cortar el nabo en láminas pequeñas.

En el mismo cazo, añadir las almejas y el nabo cortado y llevar a ebullición. En el momento en que empiece a hervir, retirar el kombu.

Quitar la espuma que se genera al abrir las almejas, bajar el fuego y añadir la pasta de miso a través de un colador para que no haga grumos.

Remover suavemente y mantener con el fuego al mínimo dos o tres minutos, sin que el agua llegue a hervir.

Rectificar de sal si hace falta, añadir el cebollino picado y servir.

You Might Also Like

No Comments

Responder

A %d blogueros les gusta esto: